Es una prueba que mide lo que el estudiante es capaz de hacer con el conocimiento adquirido en sus años de estudios. Por esto, la clasificamos como una prueba de aptitud o habilidades cognoscitivas. En la misma será evaluado en tres áreas fundamentales del desarrollo cognoscitivo: razonamiento verbal y lectura crítica; razonamiento lógico-matemático y la redacción en español. Este no es un examen de conocimiento.